Abrigo de la Cerrada del Tío Jorge o Tío José




El abrigo fue descubierto en 1924 por H. Breuil y estudiado, en 1927, por éste y H. Obermaier.

En él, únicamente se conserva la parte delantera de la representación de un bóvido, en color rojo oscuro. Conserva el arranque de las patas delanteras, la mitad proximal del cuerpo, el cuello y la cabeza (coronada con dos grandes cuernos semicirculares, en perspectiva torcida). El muro está representado en disposición oblicua. La figura mide 20 cm de altura, por 19 cm de anchura.

La figura ha sido realizada con tintas planas. La figura de bóvido, la única representada en el abrigo, tiene fuerza expresiva y aparece captada en un momento de gran tensión.

Es atribuible al Neolítico (7000-4500 años antes del presente).